Charo (30 anos, Compostela)

No podría empezar a hablar de referentes sin citar a mis padres: Miguel y Concha. De pequeña, una generaliza y piensa que el concepto “padres” es muy similar y que todos son, con pequeños matices, muy parecidos a los tuyos. Con los años una conoce más realidades y empieza a valorar la enorme suerte de tener una familia generosa, luchadora, cuidadora y totalmente entregada a tu bienestar. Ellos han sido mis referentes más evidentes y estables, lo que no ha impedido que a lo largo de los años me haya ido cruzando con otras personas que han dejado huella en lo que soy.
 
He tenido a muchas profesoras como referentes. Elisa, Mª Jesús, Reboredo… pero destacaría entre ellas a Teresa Viñas, mi profesora de Ética y Filosofía del Instituto, que en plena adolescencia fue una guía a la hora de replantearme nuevas formas de pensar y ser; decididas por mi misma y no heredadas.
 
Referente también fue Brais. De esas personas que se cruzan casualmente en tu camino -en este caso en un viaje a Lituania con 19 años- y te hacen crecer a ritmos agigantados. En Druskininkai aprendí a amar el viaje como descubrimiento de otras culturas, de otras gentes…; me di cuenta de que la comunicación va mucho más allá de las palabras y los idiomas, del valor de la creatividad, la imaginación; del desapego de lo material, y también a aprender a dejar atrás situaciones y personas para poder seguir nuevos viajes.
 
Mi prima Marta probablemente sea junto con mis padres mi referente más estable. Desde pequeñita, cuando compartíamos los veranos en el pueblo, quería ser como ella (de hecho recuerdo que incluso me dejaron de gustar una temporada los guisantes porque a ella no le gustaban :). Este verano, ya las dos en la treintena, volví a sentir lo mismo, porque me sigue recordando que todavía queda gente buena, y que es un lujazo poder compartir tu tiempo con ella.
 
Por último sería injusto no citar aquí a Pereira como referente profesional. Compañero de un grupo de investigación en la facultad, profesor después, tutor de tesis ahora, y como él dice, lo primero amigo. Porque a pesar de ser la persona más ocupada del mundo siempre tiene un minuto para un buen consejo cuando a una le asaltan las dudas, y para darte los ánimos que necesitas cuando todo parece un caos.

Menu politicas 2